Sigue a ShaniShaktiAnanda en Facebook



jueves, 21 de marzo de 2013

Botar garbanzos – Bolsita de Garbanzos

Autor: Pedro A. Gómez Ruzzo

Un camino de crecimiento espiritual debe ser posible para cualquier persona; por lo tanto los métodos para conseguirlo deben estar al alcance de todos. Si bien es indispensable una guía clara, efectiva y coherente (un Maestro), crecer espiritualmente es algo que debemos hacer en el día a día, no solo como un taller o en los minutos u horas que compartamos con el Maestro.

En el crecimiento espiritual que propongo en Evolución Consciente comienza y se termina con el reforzamiento de lo que doy a conocer como Dones Espirituales: Amor Incondicional, Humildad, Compasión, Tolerancia, Desapego, Servicio, Agradecimiento y Autoconsciencia.

La explicación de cada uno de estos dones y la interacción entre ellos nos ha llevado muchas horas de compartir y aun faltan más reflexiones y enseñanzas; pero en varios escritos he manifestado que los dones más importantes para comenzar a recorrer una senda de crecimiento espiritual son la Compasión y la Humildad.

Recordemos que la Compasión parte del entendido de que todos hacemos lo mejor que podemos desde nuestras virtudes y nuestras miserias; y que la Compasión es totalmente diferente a la lástima. Por otro lado, la Humildad es aceptación de lo que Dios (las Leyes Universales) tiene designado para nosotros y por tanto esta humildad espiritual se ejerce solo hacia Dios.

Estas dos definiciones anteriores son incompletas, pero las doy resumidas para poder presentar el ejercicio que desde principios del 2012 les he pedido hacer a los integrantes de Evolución Consciente para trabajar dichos dones.

El ejercicio es el de “Botar garbanzos“. He aquí las instrucciones:
  1. Llenar una pequeña bolsa de tela con cien (100) garbanzos. No pueden ser ni caraotas, ni arvejas, ni maíz, ni judías, ni nada; deben ser garbanzos “porque lo dice el Maestro” (hay su razón mística que no viene al caso)
  2. El Evolucionista Consciente debe llevar consigo dicha bolsita con garbanzos las 24 horas del día, sea cual sea la situación en la que esté, la vestimenta que tenga, esté trabajando, comiendo, durmiendo, etc. El único momento en el que puede separarse de los garbanzos es a la hora de bañarse.
  3. Cada vez que nos quejemos de algo o critiquemos algo o culpemos a alguien de algo o nos sintamos mal por algo que sucedió, debemos sacar un garbanzo de la bolsita y botarlo. No importan dónde ni cómo botes al garbanzo, el punto es que debes sacarlo de inmediato de la bolsita y no puede volver a ella ni lo puedes utilizar para ninguna otra cosa.
  4. Si tienes varios pensamientos seguidos, pues botas tantos garbanzos como pensamientos tengas.
  5. Apenas surja el pensamiento de queja, debes votar el garbanzo sin importar si pudiste refrenar o manejar el pensamiento.
  6. Cuando se acaben los garbanzos me escribes para decirte qué debes hacer (probablemente la vuelvas a llenar la bolsita)
  7. No más preguntas.
Estamos acostumbrados (lamentablemente) a tener comportamientos dañinos que pasan a ser rutinarios y los ejecutamos de forma inconsciente. Este ejercicio te permite que vayas creando consciencia de lo que haces (piensas, dices o sientes); para luego tomar las acciones respectivas.

Lo que debería suceder es que con el pasar del tiempo botes cada vez menos garbanzos, por ende la bolsita te dure más tiempo.
Ahora no es cosa de que comiences a comprar garbanzos y a diseminarlos por el mundo. Este ejercicio es muy efectivo si se enmarca dentro de un esquema coherente y consistente de enseñanza espiritual, la cual te debe dar las herramientas de mejorar mientras vaya creando consciencia. Y para eso ¿qué mejor enseñanza que la de Evolución Consciente? Anímate: www.evolucionconscinete.org.ve
Namasté.
Pedro A. Gómez Ruzzo.
Master Reiki Usui-Tibetano, Karuna Ki, Reiki Mineral
Original: 21 de marzo del 2013
Twitter: @eReiki

1 comentario:

  1. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar