Sigue a ShaniShaktiAnanda en Facebook



martes, 13 de febrero de 2018

¿Qué es una Shakti? - Cuidados

Autor: ShaniShaktiAnanda

Esta escritura pretender ser muy concisa; ya que este tema ha sido objeto de conversación profunda en otros escritos y escenarios. Paso a recordar las definiciones necesarias.

Una Shakti (o Un Shakti) es un discípulo particular, con características especiales, que le permiten ayudar a un Maestro Espiritual. Una ayuda que se brinda de diferentes formas, pero todas con un impacto energético.

Por lo tanto, la figura de una Shakti únicamente existe en un escenario de Crecimiento Espiritual; el cual siempre está conformado por un Maestro Espiritual, que basa sus enseñanzas en una Escritura Sagrada y donde existen un grupo de discípulos espirituales que llevan un grado suficiente de convivencia entre ellos.

Pero para entender cómo el Maestro Espiritual es ayudado por una Shakti, vemos primero cuales son las debilidades del primero.

Por ser energético el concepto de Shakti; entendamos las debilidades energéticas de un Maestro Espiritual.

Todo Maestro Espiritual tuvo que haber sido un buen discípulo; y esto, desde el punto de vista energético, establece que el Maestro tiene dinámicas energéticas óptimas.

Pero el paso de discípulo a maestro espiritual hace que la escencia álmica femenina del discípulo pase a una escencia álmica masculina. Y esto es acompañado por una migración de su energía de Swadhistana (Ck2) a Muladhara (Ck1)

Si el trabajo del Maestro Espiritual se mantiene por años y este hace el trabajo correcto con sus discípulos; su estructura energética comienza a tener una deficiencia en la energía de Ck2.

El Maestro debe procesar mucho del karma de sus discípulos; y esto lo hace desde su Muladhara (Ck1). Como ya no es solo su propio karma sino el de sus discípulos; su propia energía de Ck1 no es suficiente, y se tienen que asistir con la energía de su Ck2.

Entonces el Ck2 del Gurú comienza a drenarse hacia Ck1 para poder hacer el trabajo con todos los karmas de sus discípulos. La referencia poética de esta dinámica energética se puede expresar como que “el Maestro Espiritual ayuda (kármicamente) a sus discípulos a costa de su propio bienestar (energía de Ck2)”

Dependiendo de los años y según vaya aumentando las labores del Maestro con sus discípulos, este comienza a tener carencias con su propia energía vital (Ck2) que no solo se comienza a expresar en su precario bienestar, sino que también en su salud física y en otras funciones vitales.

Aquí es donde entra el discípulo Shakti.

Un discípulo Shakti tiene por definición una enorme cantidad de energía en Ck2, la misma que el maestro tienen en eficiencia debido a sus funciones espirituales/kármicas aumentadas.

Si el discípulo asume su estado Shakti, este le entrega de diferentes maneras, parte de su energía al Maestro con el noble propósito de que él pueda seguir cumpliendo su misión como maestro encarnado.

La recompensa de un discípulo Shakti por este servicio, se mide en Merecimiento Espiritual. Este Merecimiento Espiritual se otorga por permitir, a través de su energía vital, que el Maestro ayude a más personas. Este pago es mucho más valioso de lo que se imagina, ya que con su propia energía, el discípulo Shakti nunca llegará a darle un mejor uso que lo que puede hacer el Maestro con ella.

Pero no es cosa de solo brindarle al Maestro mucha energía de Ck2. Como el Maestro acepta y utiliza esa energía Shakti como suya; si la energía Shakti no está en buen estado, más que favorecer al Maestro, realmente se le puede hacer daño. Es como darle de comer con algo contaminado o podrido.


Por eso, un verdadero discípulo Shakti no solo cumple con el requerimiento de mucha energía de Swadhistana, sino que debe estar dispuesto a ayudar al Maestro y la energía a entregar debe ser muy limpia.


¿Qué cosas debe cuidar una Shakti?

La razón por la cual puede haber muchos discípulos con mucha energía de Ck2 pero muy pocos Shakti, es precisamente porque no todos cuidan de su energía para poder ser aceptada por el Maestro Espiritual.

La energía de Ck2 de un discípulo (y en realidad de cualquier persona) se puede ensuciar o contaminar por cuatro vías diferentes:

Por vía de los sentimientos difíciles:
Entre el chakra Anahata (corazón) y el Swadhistana existe una conexión en paralelo que permite que ambos se condicionen energéticamente. El condicionamiento puede ser de pureza. Si se maneja una energía poco limpia en uno, la energía del otro automáticamente se ensucia.

Es por eso por lo que si un discípulo no controla sus sentimientos difíciles hacia las situaciones o hacia las personas, su energía de Ck2 estará contaminada; y a pesar de que pueda tener mucha, esta no sirve como energía Shakti.

Por vía de expectativas/frustraciones:

Las frustraciones que vienen por expectativas de vida no cumplidas, ensucian mucho el Manipura (Ck3), y este chakra tiene una conexión adyacente directa con el Ck2.

Por lo tanto, un discípulo que no sepa manejar correctamente sus expectativas o apegos a los resultados, tendrá impura su energía de Ck3 y a la vez su energía de Ck2 se ensuciará.

En estos casos, esa energía Shakti tampoco debe ser entregada al Maestro.

Por vía de descuido personal:

Aunque parezca trivial, la energía de Ck2 se puede ensuciar por el mismo Ck2.

Esto se produce cuando el cuidado personal que debe tener el discípulo de sí mismo, (incluyendo su aseo personal), no es el más apropiado. Un discípulo descuidado con su propia apariencia tiene su energía de CK2 contaminada y no puede ser entregada así al Maestro Espiritual.

En esto, los más mínimos detalles cuentan; ni tan poco cuidado ni tan llamativos.

Por vía kármica:

Pero definitivamente el peor contagio de la energía de Ck2 de un discípulo viene desde su Ck1.

En el Ck1 se maneja la energía del karma, que tiene una relación directa a la energía sexual. Cuando un karma se activa en un discípulo o este se deja contagiar de karmas de terceros, esta energía corrompida pasa obligadamente a su Ck2.

Recordemos que con nuestra energía de Ck2 es que nosotros gestamos nuestra realidad; y es por eso por lo que la energía del karma desde Ck1 debe pasar a nuestro Ck2, porque el karma debe condicionar nuestra realidad para que nosotros podamos aprender de él.

Imaginemos por un momento al maestro que está luchando por aligerar con el karma de todos los discípulos. ¿Sería justo que un Shakti le entregara a su Gurú amado, parte de su energía Ck2 contaminada a su vez con más karma?

Una buena Shakti debe hacer un esfuerzo real por no activar innecesariamente sus karmas (que pasarían a su energía de Ck2) y, más aún, a no exponerse a contagio kármico que muchas veces se realiza sin intención y sin notarlo.

Pero muchas veces estas cosas, o escenarios, o elementos o actitudes que despiertan o permiten contagios kármicos no están muy claros. Paso a describir algunos de los más importantes:

Comencemos primero por algunas cosas que son potencialmente activadoras de karma. Todas estas cosas activan Ck1; y en una activación se pueden “despertar karmas”

  1. Ingesta alcohólica (incluso en cantidades que solo “te hagan sentir bien”). El alcohol activa el Ck1.
  2. Vestimentas provocativas con la sola intensión de resaltar la figura. Vestirse de esta forma, aunque no se tenga ninguna intención oculta, activa Ck1.
  3. Estados y actitudes de empoderamiento.
  4. Gastos y lujos notorios, vidas suntuosas.
  5. Groserías y malas palabras con connotaciones sexuales, aunque sean cotidianas e incluso muletillas del habla.


Y estas son algunas cosas que permiten que nos contagiemos de karma:

  1. Tener deseos o hacer “ojitos”o el simple gusto o atracción con connotaciones sexuales hacia otra persona que no sea ya su pareja. Por muy inocente que sea, nos contagiamos del karma de la persona que nos atrae sexualmente. Este es el típico “buceo”
  2. Usar vestimenta provocativa para otras personas, aunque esa no sea nuestra intención. Cada ves que alguien nos vea con deseo sexual (nos bucee a nosotros), sin ni siquiera nosotros notarlos, nos llenamos del karma de esas personas
  3. Actitudes y gestos sensuales o provocativas, aunque sean por juegos.
  4. Cirugías estéticas que realcen atributos o partes sexuales, aún más cuando este hecho se aproveche para mostrar. Esto nos expone al contagio kármico de toda persona en las cuales despertemos el más mínimo deseo sexual; aunque nuevamente no sea nuestra intención, no nos demos cuenta o incluso aunque no les hagamos caso.
  5. Convivir, e incluso llevarnos bien, con personas con karmas complicados. Toda convivencia (buena o mala) establece un compartir mutuo de los karmas. Así que si pretendes ser Shakti, ojalá escojas para compartir a amigos tuyos que no tengan karmas pesados. Recuerda que se los vas a dar a tu Maestro Espiritual.
  6. Tú compartes tus karmas con las personas con las cuales tengas diferencias fuertes, Si no te llevas bien con alguien, le estarás dando a tu Gurú el karma de ese alguien.
  7. Tú compartes el karma con todas las personas con las que tengas sexo (pasado o presente). Si pretendes ser Shakti, tu comportamiento sexual debe ser muy reservado, o le estarás entregando a tu Gurú el karma de cada compañero sexual que tengas.

Hay que decir que el contagio kármico se realiza incluso por fotos, videos, redes sociales; no es necesario el conocimiento ni la interacción personal.

Por supuesto que hay otras formas de contaminación kármica de la energía de Ck2, aquí solo quiero destacar algunas que pueden pasar desapercibidas.

¿Es lógico que alguien pretenda ser Shakti sin tener estas consideraciones mínimas para no dañar su maestro?

Aquí se comienza a ver el difícil compromiso de un discípulo Shakti.

Atención: ninguna de las cosas y actitudes anteriormente citadas como contaminantes de la energía de Ck2 son criticables por mi persona, si bien muchas pueden no ser nada provechosas. Cada quién actúa como desee hacerlo. Pero si ese es el caso, pues cada quien puede ser como desee ser, pero no será una Shakti.

Todo esto se enmarca en recomendaciones para cualquier discípulo, pero para una Shakti pasan a ser obligaciones reales que debe considerar.

Dios les bendiga.

Namasté.
ShaniShaktiAnanda
Original: 774AS. (12 de febrero del 2018)http://www.shanishaktiananda.org
Twitters: @ShaniShakti @SanaCristica @eReiki @EvolConsc @pagr777
Instagram: @ShaniShaktiAnanda


Palabras-claves: Shakti, gurú, karma, contagio, chakras

No hay comentarios:

Publicar un comentario