Sigue a ShaniShaktiAnanda en Facebook



domingo, 25 de diciembre de 2016

Alégrense los que sufren o se sienten excluidos; Feliz Navidad

Autor: Pedro A. Gómez Ruzzo

Si tienes problemas de salud o temes por tu vida o la prosperidad terrenal no te ha sido fácil; entonces no compres frases hechas donde te dicen que estas navidades que traerán vida, salud y prosperidad. El nacimiento de Jesús el Cristo no fue para eso.

¿Qué hay de las personas enfermas que tienen pocas esperanzas de recuperarse? ¿Qué hay de los familiares de enfermos terminales? ¿Qué hay de las personas que no tienen para comer y posiblemente no tendrán? ¿Qué hay de los incapacitados o de los ancianos que viven de la precaria caridad humana? ¿Qué hay de los que perdieron a seres queridos y no lo pueden olvidar? ¿Qué hay de las personas que sufren por sus errores y no consiguen la paz de la reconciliación? ¿Qué hay de las personas con necesidad de Dios que son excluidas de las estructuras humanas por sus condiciones personales diferentes? ¿Qué hay de personas que se sienten excluidas por las iglesias?

¿Acaso a ellos esaNavidad de tarjetas de regalo” no aplica?

En la Navidad, además de obligarles a comprar regalos, ¿se les venden esperanzas inciertas?


A los que Jesucristo vino a llamar

Si estás sufriendo por situaciones difíciles o te sientes excluido, ¡alégrate!; porque Jesucristo nació para ti.

Yo me pregunto a veces si a estas personas dichosas de Navidad, aquellas que “exudan Navidad por los poros”, sabrán por quiénes y para quiénes vino el Cristo:

Lucas 5:27-32 (NTV)

Jesús llama a Leví (Mateo)
27 Tiempo después, al salir de la ciudad, Jesús vio a un cobrador de impuestos llamado Leví sentado en su cabina de cobrador. «Sígueme y sé mi discípulo», le dijo Jesús. 28 Entonces Leví se levantó, dejó todo y lo siguió.

29 Más tarde, Leví dio un banquete en su casa, con Jesús como invitado de honor. Muchos de los cobradores de impuestos, compañeros de Leví, y otros invitados comieron con ellos. 30 Así que los fariseos y los maestros de la ley religiosa les reclamaron severamente a los discípulos de Jesús diciéndoles: «¿Por qué comen y beben con semejante escoria?[a]».

31 Jesús les contestó: «La gente sana no necesita médico, los enfermos sí. 32 No he venido a llamar a los que se creen justos, sino a los que saben que son pecadores y necesitan arrepentirse».

Si necesitan, lean la cita anterior otra vez.

¿Acaso Jesucristo vino (nació) para lo que estaban felices y se sentían dichos con Él en su corazón? ¿Acaso Jesucristo vino (nació) para los que creían que todo lo estaban haciendo bien? ¿Acaso Jesucristo vino (nació) para los que se sentían “bendecidos por Dios”? ¿Acaso Jesucristo vino (nació) para los que se sienten uno con el universo?

Pues no. Jesucristo vino por aquellos que eran considerados o que se sentían pobres y pecadores.

Estos no eran necesariamente pobres de dinero, ni delincuentes; sino que eran aquellas personas que sufrían de alguna condición o situación particular y por lo tanto no eran aceptadas por la estructuras sociales o religiosas del momento.

De hecho, Leví era un hombre muy adinerado, pero tenía una situación que era rechazada por los Fariseos y Maestros de la Ley, quienes eran en ese momento los representantes religiosos.

¿Acaso hoy en día existen excluidos de estructuras sociales y religiosas?

Ante una necesidad real de alguien en dedicar parte de su esfuerzo de vida a Dios, más allá de sus debilidades; ante una necesidad real de alguien en buscar a Dios, aceptando su voluntad a pesar de la propia terrenalidad; no puede haber condiciones restrictivas ni excluyentes; ni siquiera de las iglesias.

¿Excluidos de hoy?

Pues los divorciados que están intentando reconstruir sus vidas de pareja luego de fracasos involuntarios, pero que aún buscan vivir con Dios; pues las personas con preferencias sexuales diferentes a lo común, pero que tienen necesidad de vivir en comunión con Dios; pues las personas que no aceptan ciegamente “los dogmas de fe”, porque solo buscan saber cómo conjugar lo espiritual y lo terrenal en sus vidas; pues personas con creencias ampliadas de su espiritualidad, que solo quiere “Amar a un Dios Universal sobre todas las cosas”.

¿Será que aún hay fariseos?


Pero no es gratis

Pero este aliento a la no exclusión; esta reivindicación de aquellos a quienes no aplican los mensajes de “navidades de comiquita”; no se puede tomar como bandera de ataque o como una patente de corso para ser o hacer lo que sea; por el contrario.

Cuando hablo de que Jesucristo vino a llamar a los enfermos y pecadores, Él se refería a aquellos que se sentían pecadores o excluidos pero que, desde una necesidad sincera de Dios, se comprometían a seguirlo.

Si Jesucristo vino a llamar, pues lo que corresponde es levantarse y seguirlo.

Levantarse para salir de la Zona de Confort (primer requisito para mejorar en cualquier aspecto de la existencia); y seguirlo en el cumplimiento de lo que Él enseñó (en nuestro caso me refiero a los lineamientos cristianos indicados por Él mismo en “El Sermón del Monte” - Mateo 5,6 y 7)


¿El objetivo de Jesucristo?

Pero a pesar de que ya tenemos claro quienes interesan a Jesucristo (espero), hay que aclarar ahora que Él no vino a resolverles necesariamente sus enfermedades o sus penas o sus problemas o sus luchas de exclusión.

Muchas personas ven las navidades como una promesa de felicidad y bienestar terrenal y se dibujan una sonrisa de esperanza creyendo que Jesús se la satisfará.

Jesucristo no vino a ayudarnos en nuestros asuntos terrenales; Él vino a darnos la oportunidad de entrar en el Cielo a pesar de nuestros asuntos terrenales.

Dejo unas pocas citas bíblicas para reflexión personal:

Lucas 4:42-43 (RVR1960)

42 Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto; y la gente le buscaba, y llegando a donde estaba, le detenían para que no se fuera de ellos (para que les siguiera haciendo milagros).

43 Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto (para predicar, para enseñar cómo vivir) he sido enviado.

Juan 18:36 (RVR1960)

36 Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.

Mateo 16:24 (RVR1960)

24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

(“tome su cruz” = asuma sus asuntos terrenales)

Juan 14:1-3 (RVR1960)

Jesús, el camino al Padre
14 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.


Al Padre le interesa tanto que nosotros lleguemos al Cielo, que a veces utiliza las situaciones duras para que despertemos espiritualmente y comencemos a hacerle caso a las indicaciones dadas por su Hijo.


Entonces la Navidad es...

Pero es así. La Navidad es una festividad para aquellos que sabiéndose enfermos, pecadores o excluidos, se comprometen a seguir las enseñanzas de Jesús; con la intención primaria de llegar al Cielo.

¡Feliz Navidad y adelante!

Si necesitas a Dios y no consigues ayuda o te sientes excluido o incomprendido, búsquenme.

Dios te bendiga.
Namasté.

Pedro A. Gómez Ruzzo. (SSA)
Master Reiki Usui-Tibetano, Karuna Ki, Reiki Mineral
Original: día 360 A.S. (25 diciembre 2016)
Twitters: @pagr777 @eReiki @EvolConsc @SanaCristica
Facebook: https://www.facebook.com/groups/PedroAGR/

Palabras-claves: navidad, jesucristo, iglesias, excluidos, pecadores, enfermos, Dios, cielo, feliz navidad, 

1 comentario:

  1. Namasté Maestro.

    Al leeer el titulo me dije: este es para miii y definitivamente así fue; aun así, tengo q seguir caminando con mi cruces aunque ya no las siento tan fuerte, pesadas que digamos, como antes, ha servido tenerlo presente, Gracias!!! (Ganas de llorar)

    Si lo leyeran todo el mundo, sobre todo las estructuras sociales/ religiosas uuuffff, estariamos mejor.

    Feliz navidad para ustede tambien.

    Namasté.

    ResponderEliminar