Sigue a ShaniShaktiAnanda en Facebook



lunes, 3 de octubre de 2016

La energía de los discípulos shakti

Autor: Pedro A. Gómez Ruzzo

El término “shakti” se utiliza dentro de la parte mística-energética de la espiritualidad. Lo hemos conversado antes y es necesario repetirlo.

Pero en este documento sí pretendo dejar en claro la dinámica energética de un discípulo shakti para así definir tanto su correcto estado o su estado inapropiado.

Atención: si bien este documento es público, no se espera que sea entendido a completitud ni en correctitud por todo el mundo. Se puede malinterpretar en toda su extensión; ya que necesita la explicación previa precisa y contextualizada por el maestro espiritual apropiado. No se responderán preguntas al público general sino solo a discípulos.

Lo primero que hay que recordar es que el término “shakti” no distingue entre hombre ni mujer, ya que ambos pueden serlo. Tampoco determina una acción o compromiso sexual, ya que se puede ser shakti sin necesidad de involucrar el acto sexual. En particular, esta última aclaración es indispensable para aquellos de ustedes que comenzarán a buscar el término por distintos medios y encuentren información tergiversada.

Como se sabe, ser “shakti” representa una condición energética que favorece el desarrollo espiritual. Es una condición que no la desarrollan todas las personas, pero que no implica que aquellas que no lo logran no puedan crecer espiritualmente. Todas las personas pueden crecer espiritualmente; algunas de forma más lenta y otras más aceleradas (como los shaktis).

La condición energética de base para los shakti es un Swadhistana mucho más activo y grande de lo común. Muchas personas pueden tener esa energía aumentada por su propia constitución energética o por prácticas o estilos de vida particulares, pero solo eso no las hace shakti.

Hay una condición mucho más importante para definir a una persona shakti y es la práctica seria y comprometida dentro de un escenario espiritual donde exista un maestro con escencia masculina muy fuerte. Cuidado: escencia masculina no significa: ni hombre, ni viril, ni machista, ni sensual, ni “buen mozo”. No traten de entender solo las palabras si no saben el contexto apropiado.

Un maestro espiritual, en enseñanza de lineamientos espirituales serios y comprometidos dentro de un grupo de discípulos, suele producir una activación del Swadhistana en los discípulos que tienen la constitución energética apropiada.

Es este caso, la constitución energética apropiada para que un Swadhistana se pueda “encender” más allá de lo común, es un cuerpo energético medianamente sano, con plasticidad suficiente y con el mismo Swadhistana que haya podido madurar a lo largo de la vida de la persona. Muchas veces lo inmaduro de un Swadhistana es la causa principal de que una persona no pueda ser shakti, y esto es consecuencia de la crianza desde pequeño.

Entonces, una shakti es aquella persona que sufre una activación muy fuerte de su Swadhistana debido a la escencia masculina de un maestro espiritual; y dicha energía de Swadhistana la emplea para activar los chakras superiores; es decir, que la utiliza para fines espirituales.


¿Cómo es un shakti en la práctica?

Pero más allá del concepto teórico, la mayoría de las veces los discípulos se preguntan si son o no shakti. Entonces, el concepto se sustituye por las actuaciones de vida o por los sentimientos que se condicionan por la dinámica energética que cambian cuando se es shakti.

Un shakti al cual se le activa el Swadhistana por el maestro espiritual, comienza a dar su energía a este. Dar su energía comienza a manifestarse en algunas (varias) de las siguientes actitudes:

  1. Necesidad de cuidar y atender al maestro espiritual. Le preocupa la comodidad del maestro espiritual.
  2. Promover que se encuentre bien en sus necesidades básicas: alimentación, salud, descanso, vestido, entre otras.
  3. Desea que maestro espiritual disfrute de cosas que le gusten (ya que la energía de Swadhistana representa ese disfrute también)
  4. Hacer cosas por el maestro, mostrándose muy servicial; muchas veces más allá de lo convencional.
  5. Siente y muestra un respeto y una veneración fuera de lo común, siendo el maestro espiritual otro ser encarnado.
  6. Un “amor” inexplicable por el maestro espiritual, que no es un amor de pareja. El amor de pareja suele nacer en el mismo Swadhistana pero desviarse hacia Muladhara; mientras que el amor espiritual (el que se siente por el maestro espiritual) si bien nace en el mismo Muladhara, se dirige hacia los chakras superiores. Además, en un amor de pareja no hay tanta energía del Swadhistana como el que logra despertar un maestro espiritual en una persona shakti. Realmente no hay amor más grande conocido mientras se está encarnado.
  7. Y como su energía de Swadhistana aumentada le produce un bienestar inexplicable al propio shakti, este busca/prefiere/procura estar lo más posible ante la presencia del maestro espiritual.
  8. Cada acción al maestro espiritual se realiza de forma alegre y desinteresada, ya que el solo hacerlo produce bienestar personal.

Todas estas actitudes, en un mundo moderno tradicional donde no se está familiarizado con el escenario entre maestro espiritual / discípulos, puede prestarse a malos entendidos y a confusiones. Se puede tergiversar hasta el punto de suponer que el discípulo se enamora del maestro. En realidad, este es el fundamento gracias al cual se entiende algo como lo que se denomina el “Guru Seva” (el Servicio al Gurú).

Pero siempre ha estado muy claro que ningún maestro espiritual procura el cariño ni el aprecio de los discípulos. De hecho, la actitud de un maestro espiritual debe ser la mayor parte del tiempo severa, desapegada y desinteresada en cuando a “ser agradable”; para que de esta forma asegurar que el cariño que le profesen algunos de sus discípulos no sea un cariño humano complaciente.

Pero definitivamente hay que tener un maestro espiritual y ser shakti para entender estas actitudes.


¿Por qué es aprovechable la condición de shakti?

Lo explico sin detalles.

La gran energía del Swadhistana despertada por un maestro espiritual en un discípulo shakti, despierta la energía del Muladhara por adyacencia; pero esta segunda energía activada se queda allí.

Si de verdad se es discípulo (si hay sometimiento a la enseñanza), el maestro espiritual tiene en el shakti una impronta muy fuerte a nivel del Ajna y del Sahasrara. Esta activación de estos chakras produce una atracción muy fuerte de la energía que se despertó en el Muladhara.

Entonces, resumiendo: se tiene una mucha energía en el Swadhistana despertada por el maestro espiritual; esa energía despierta la propia energía del Muladhara del mismo discípulo shakti; por atracción de los chakras superiores la energía del Muladhara comienza a subir por el canal central (Shushunna); y se presenta lo que se conoce como “el despertar o la ascensión de la Kundalini”.

Este es un proceso muy deseado desde la parte tántrica; que les recuerdo no tiene porque asociarse al sexo.

Pero este proceso se puede desvirtuar y causar situaciones que no son nada convenientes.


Posibles problemas al ser shakti

Pero por muy shakti que se sea y por muy espiritual que se intente ser, seguimos siendo humanos. Y esta condición de shakti, por el hecho de apuntar más allá de nuestra humanidad, debe llevarse con cuidado ya que se pueden dar desviaciones.

Veamos dichas desviaciones desde donde se producen, desde el plano energético.

Explicamos anteriormente que cuando la energía del Swadhistana se produce y se gestiona correctamente desde allí a través de las dinámicas que tiene el Swadhistana con los otros chakras, el sentimiento y las acciones que lo acompañan se mantienen puras. Además de ser sentimientos y acciones puras, son aprovechables para el avance espiritual del discípulo shakti.

¿Pero qué sucede si ese energía shakti, que podemos resumir como “amor y entrega al maestro” no asciende hacia lo espiritual (chakras superiores) sino que se queda estancada en solo una activación de Muladhara?

Pues si eso sucede, “el amor y la entrega” hacia el maestro se convierte en “sentido de posesión, de exclusividad y celos”. En este caso, el amor que debía ser espiritual y sublime, sin esperar retribución (cero expectativas humanas), se convierte en un amor posesivo humano; que termina complicando la vida tanto al discípulo shakti como al maestro espiritual.

Además, una energía tan fuerte como la energía shakti cuando se queda en el Muladhara, puede comenzar a activar karmas de forma incontrolada, complicando la vida del discípulo.

Además, es de esperar que alrededor de un maestro espiritual se despierte muchos discípulos shakti; pero si alguno se desvía, los celos que se generan en él hacia los otros shaktis, puede ser realmente complicado. Incluso, el grupo de crecimiento espiritual, en vez de ser un escenario donde se limpie el karma, se puede estar generando mas karma denso.

Una actitud de celos y sentido de posesión, apresa la energía shakti en el Muladhara; y puede llevar a desgastarlo y desestabilizarlo. Por el contrario, una actitud desprendida (no hablo de una actitud descuidada y desinteresada) ayuda a la que la energía del Muladhara fluya.

Pero lamentablemente estas desviaciones suelen suceder; pero si el discípulo se lo propone y se ataja rápido, todo puede fluir sin tener consecuencias graves. Con esto se evidencia de forma clara dos cosas:

  • Ser shakti no indica tener altura espiritual; es un proceso puramente energético.
  • Y el discípulo shakti debe trabajar fuertemente el desapego (como don espiritual), para así “aprender a amar sin poseer”.

Esta última condición es INDISPENSABLE para un proceso de crecimiento espiritual acelerado.


Para concluir, en este artículo he sido bastante técnico, porque el tema no debe ser del dominio público. Los procesos descritos aquí son de esas cosas que no se entienden si no se está en crecimiento espiritual con un verdadero maestro espiritual.

Para los de ustedes que ahora comienzan a identificarse claramente como discípulo shakti, esta información es solo el comienzo del camino. Búsquenme y seguimos conversando.

Dios les bendiga.
Namasté.

Pedro A. Gómez Ruzzo.
Master Reiki Usui-Tibetano, Karuna Ki, Reiki Mineral
Original: día 277 A.S. (03 octubre 2016)
Twitters: @pagr777 @eReiki @EvolConsc @SanaCristica
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/PedroAGR/

Palabras-claves: shakti, chakras, kundalini, discípulo, sexo,

No hay comentarios:

Publicar un comentario