Sigue a ShaniShaktiAnanda en Facebook



jueves, 26 de marzo de 2020

Dios nos hace libres


Autor: ShaniShaktiAnanda

En nuestra era moderna hay un sentimiento de encierro que muchas veces agobia a las personas.

Ansiamos la libertad. Buscamos liberarnos hacia una supuesta felicidad; artificialmente buscamos espacios abiertos para sentirnos libre; pero no nos damos cuenta de qué es lo que nos tiene presos.

Muchas veces, sin darnos cuenta, estamos encadenados a caerle bien al mundo y a la gente del mundo. Constantemente nos cuidamos, nos comportamos, nos vestimos, pensamos, nos formamos, únicamente para buscar la aceptación del común de las personas o para simplemente buscar nuestro bienestar terrenal.

Nuestros problemas terrenales no nos dejan movernos y si lo hacemos es con mucho esfuerzo. Son nuestros peores carceleros, a los cuales nos entregamos en cuerpo y alma.

Estamos presos de nuestras conductas y reacciones humanas; las mismas que nos hacen daño y dañan a los demás, pero que no podemos controlar.

Nuestra cárcel también es nuestra zona de confort; aceptando el encierro convencidos de que como estamos viviendo está bien.

Estamos encerrados también de nuestras ideas aprendidas y condicionadas que no nos dejan considerar seriamente nada que nos mueva y nos expanda la vida más allá de nuestra lógica y razonamiento terrenal.

Queridos míos, nuestra humanidad es lo que nos tiene presos. Esa humanidad que le hemos entregado al mundo, que le regalamos a lo terrenal como borregos.

Somos seres espirituales con camisas de fuerza terrenales; y somos tan tontos que las defendemos y las apretamos cada día más. Incluso nos formamos para hacerlas más fuertes; con una falsa creencia de que estamos siendo espirituales.

Una vida dedicada a mantener nuestros argumentos y nuestro bienestar en el mundo, es la peor cárcel que podemos vivir, ya que somos seres espirituales y lo mejor sería vivir como tales. Es similar a encerrar a un pájaro que merece volar, en una jaula de terrenalidad.

Por el contrario, si nosotros como seres espirituales, lleváramos un estilo de vida según los lineamientos establecidos por Dios desde siempre, sentiríamos la verdadera libertad.

Si lo quieren ver de esta forma, es lógico que un ser espiritual viviendo una vida básicamente terrenal se sienta encarcelado.

Pero el problema es que no sabemos cuáles son los lineamientos espirituales. Perdón, el problema es mayor; en realidad creemos saber cuales son las cosas que Dios espera de nosotros y en realidad tenemos la visión equivocada de espiritualidad. Vivimos además de presos, autoengañados.

Este escrito no llega a resolver esta gran pregunta sobre lo que Dios espera o no de nosotros. Para eso deben buscar a los verdaderos maestros espirituales y someterse a ellos.

Pero sí les puedo adelantar que un buen maestro espiritual te dirá que la voluntad de Dios no pasa porque te complazcas con las cosas del mundo; sino porque te esfuerces por complacer al Dios; a pesar de que muchas veces, el mundo “te mire raro” y te critique por ello.

No es real la idea ingenua de quedarnos encarcelados en nuestra vida y con solo pedir a Dios, él va a venir a sacarnos sin nosotros hacer los cambios necesarios.

Al cambiar nuestro estilo de vida hacia Dios, entonces si podremos decir que Dios nos hace libre.

Dios te bendiga.

Namasté.
ShaniShaktiAnanda
Original: 1546 AS. (26 de marzo del 2020)http://pagr777.blogspot.com/
Instagram @ShanisShaktiAnanda @EscuelaparaelAlma.ssa
Palabras-claves: Dios, mundo, terrenalidad, libertad, cárcel, espiritualidad

1 comentario:

  1. Namasté Maestro. Buenas noches. Gracias por todo...

    He escuchado y de hecho, hay un logo de la emisora donde participaba: "la verdad nos hace libre", en donde creo que llegue a escuchar que nadie tiene la verdad absoluta, que nadie es dueño de la verdad...que nos puede decir? Cual es la verdad absoluta? Existe?

    Gracias... Namasté.

    ResponderEliminar