Sigue a ShaniShaktiAnanda en Facebook



lunes, 15 de septiembre de 2014

Apocalipsis bíblico. Parte 1.



Autor: Pedro A. Gómez Ruzzo

El Apocalipsis de Juan, que se relata en la Biblia, no marca un hecho puntual ni particular que vaya a ocurrir.

Como profecía que es, tan solo describe un proceso que se "activa" cuando ciertas condiciones iniciales están presentes.

El Apocalipsis es uno de los procesos que se activan cada vez que, en un sistema, las cosas no se están haciendo correctamente y ya se agotaron las opciones de recuperación. Es algo similar a “reiniciar” (reboot o restart) un computador cuando todos los programas "se trancan" o se vuelven inestables.

El Apocalipsis no solo marca un posible fin del mundo. Como proceso genérico, se puede ejecutar en cualquier área (planetaria, mundial, nacional, social, familiar y personal) o en cualquier aspecto (físico, mental, emocional, económico, espiritual, etc.) 

No estando tampoco circunscrito a ningún momento histórico ni astrológico.

Es por esta razón, que como descripción genérica de un proceso, no se pueden interpretar de formal literal ni los actores, ni las señales, ni las imágenes. En esos casos se recurren a metáforas, donde los personajes y los procesos sí se mantienen; solo que hay que entenderlos y correlacionarlos con el escenario donde se desea enmarcar. 

Cualquiera de nosotros, individuos o grupos humanos, podemos estar viviendo pequeños "Apocalipsis" a la vez, incluso en diferentes áreas; solo necesitamos hacer las cosas mal y no ocuparnos de corregir, para que el proceso apocalíptico sea pertinente y comience a ejecutarse.

Muchas personas le temen al Apocalipsis bíblico. Algunos buscan las señales del fin; otros las correlacionan con lo que está pasando en la actualidad; pocos pronostican fechas o momentos en el futuro; mientras la mayoría fantasea con terremotos, asteroides o volcanes. Pero nadie comienza desde el principio. 

En los primeros versículos del Libro del Apocalipsis, se indican con TOTAL CLARIDAD, las causas por las cuales el Apocalipsis puede suceder. Seamos serios y responsables y no dejemos de prestarle atención a lo que sí nos compromete y a lo que sí depende de nosotros; antes de que sea muy tarde.

Las enseñanzas siempre han estado escritas allí; será culpa nuestra y no ira de Dios si nos sucede algo similar a lo que se plantea. 

Todo esto es básico de saber para cualquier persona que quiera comenzar a entender o a hablar de profecías. Cuidado con los charlatanes, los distractores y los ingenuos.

Si bien ya tengo algo grabado en video que aún no sale al público, trataré de dar próximas entregas escritas donde recorreremos el texto del Apocalipsis de Juan para dejar algunas cosas claras.

Namasté.

Pedro A. Gómez Ruzzo.
Master Reiki Usui-Tibetano, Karuna Ki, Reiki Mineral
Original: 15 de septiembre del 2014.
Twitters: @SanaCristica @eReiki @EvolConsc @pagr777 @AdamaConsc
Palabras-claves: Apocalipsis, biblia, profecías

No hay comentarios:

Publicar un comentario